Welcome to the Abyss

L'histoire de la petite flamme.

Aquí escribiré mis pensamientos, recuerdos.

Esbozando un recuerdo (Parte 1)

Escrito por GwenAbyss 10-04-2017 en Parte 1. Comentarios (0)

Deben comprender que esto me supone un gran esfuerzo, pero sé que una vez vaya desenmarañando mis memorias, los recuerdos fluirán con tranquilidad desde mis dedos hasta el teclado y se materializarán en esta pantalla. Es un sentimiento extraño, siento como se me apretuja el estómago y me da algo de miedo lo que estoy haciendo, el compromiso que implica conmigo misma, no sé si estoy lista para esto, pero lo intentaré.

La primera vez que me abusaron, no estoy muy segura, nunca me cuestioné cómo comenzó hasta ahora, simplemente pensaba en el abuso como un todo que duró varios años, se sintió como que pasaron 10 años o más, pero apenas fueron 3-4 años, eternos.

Mi prima C (así le pondré) y yo nacimos con apenas 6 meses de diferencia, éramos completas opuestas, las dos muy bonitas, recuerdo sus rizos castaños, piel blanca como porcelana, sus mejillas rosadas y ojos café claro, pestañas largas y rizadas, era la dulce y siempre la carismática, siempre destacaban su ternura, recuerdo que siempre hablaban de lo bonita que era, la vestían eternamente de rosado, ella lo adoraba. En comparación, yo tenía la piel muy blanca, era más esbelta, más delicada, tenía el pelo largo y negro, como una cortina, flequillo recto y ojos verdes, pecas, como para hacer diferencia, creo que porque a mi mamá y su hermana les hacía gracia, nos vestían tratando de diferenciarnos, por lo que siempre era la de azul, la de celeste, en sí, la contraparte, no recuerdo mucho sobre cómo era, pero la gente me contaba que era taciturna, seria, solía jugar sola y no hablaba mucho, era sumamente excéntrica y solía ser muy curiosa, también era del tipo de niña que en un segundo está a tu lado y al otro está a 5 metros trepando la copa de un árbol, podría decirse que así era yo, era la que se caía y no lloraba, mi prima era la que se caía y lloraba su alma, la gente solía pensar que éramos mellizas.

Nos criaron como hermanas, mi mamá y mi tía (Le llamaba Nana) trabajan más de 12 horas diarias, nos dejaban con mi abuela todo el día, quién al menos hasta que cumplí los 4 años, no quitó ojo de encima de nosotras, hasta que murió otra de mis tías, eso supuso un quiebre emocional en mi abuela, quien se encontró con tener que criar y educar a dos de sus nietas huérfanas, sumado a mí, mi prima C y mi hermano mayor que casi no estaba.

Fue un periodo tortuoso, éramos un montón de niños con padres ausentes, por ya sea la razón, junto con una abuela que comenzó a ahogar sus penas en dulces y después alcohol (tuvo que dejar los dulces porque resultó en diabetes, luego, se pasó al alcohol), se volvió violenta y por lo tanto, comencé a evitarla y no la veía como un adulto en el que podía refugiarme o confiar.

Mi prima un día de estos, solas como siempre estábamos en esa enorme casa de dos pisos, mi abuela recién se despertaba a las 12 y nosotras nos poníamos de pie apenas salía el sol, íbamos al primer piso y buscábamos con qué entretenernos hasta que era la hora de almuerzo, nos entreteníamos con "búsquedas del tesoro", veíamos que podíamos encontrar en el primer piso y allí creo que en una de esas solitarias búsquedas, mi prima halló ese VHS.

Cabe destacar que mi prima C y mi tía Nana vivían con mi abuela, yo vivía con mi madre en otra casa, pero ella a veces tenía turnos nocturnos semana por medio, en esos turnos me dejaba dormir con mi abuela en su casa, en los turnos diurnos, mi mamá me iba a dejar ella misma a la casa de mi abuela, pero más tarde, tipo 10 de la mañana o más, allí quizás mi prima halló ese VHS... Fue así de simple, estábamos solas, me lo mostró, lo coloco en el reproductor, le puso play y hasta le quitó el volumen (yo no entendía por qué), me lo mostró, yo lo veía sin entender... Solo lo miraba y recuerdo que no entendía lo divertido del vídeo (yo pensando ya en ver mis películas en vez de eso, que era menos entretenido), y me dijo de la nada "Juguemos".

Yo le dije que no quería y luego sentimos a nuestro abuelo despertar, ella escondió todo perfectamente y me dijo que guardara el secreto, yo me encogí de hombros, no me importaba ni me interesaba, allí comienza todo, las semanas siguientes ponía ese vídeo de forma obsesiva, siempre la sorprendía viéndolo, me insistía en que jugáramos pero yo le decía que no quería o que por favor se aburriera de ver eso, que si era de mi abuelo quizás no le gustase que viese sus cosas.

Estuvo así acosándome unas semanas, hasta que no sé cómo, me convenció, presionada por ella, y recuerdo que me dijo que debíamos ir a un lugar privado y no sé qué y me llevó al baño del patio de atrás que casi nadie usaba, usábamos el del segundo piso nada más, o quizás fue en la cama de ella, o en el mismo suelo de la sala de estar, no lo recuerdo, solo recuerdo oscuridad absoluta, así que asumo que estábamos en un lugar con poca luz, sé que me dijo que me desvistiera y le hice caso nada más, lo siguiente que recuerdo es ella encima, yo medio llorando y pidiéndole que parara, que tenía miedo y nada.

Eso se repitió por muchos años, ella me pedía hacerlo, yo ya acostumbrada, me desvestía, le dejaba hacer lo que le placía, luego me quedaba con una sensación de asco por mucho tiempo, incluso, llegó a variar el acto, veía "técnicas" en esas pornos, las aprendía, las practicaba conmigo y luego me obligaba a practicarlas con ella, oh, recuerdo por qué lo hacía, me decía que si no hacía lo que ella quería, le diría a todos, con eso me amenazaba, y yo temerosa, le complacía en todo, masturbarla, sexo oral, todo lo que ella quisiera, de vez en cuando ella me "premiaba" y me practicaba algo de ese tipo pero por lo usual nunca lo hacía.

Esta relación tóxica también evolucionó, mi prima comenzó a aprender malas prácticas, a robar, mentir al punto de volverse una mitómana, yo tenía dinero y me lo robaba, o me obligaba a comprarle cosas, yo tenía algo, ella también lo quería, ni se me ocurriera usar algo rosa, se enojaba, era "su" color, le robaba a mis abuelos, a su madre, a todo el que pudiese sacarle dinero, me culpaba a mí, me daban palizas, yo tenía tan poca autoestima que pensaba que era asquerosa y por supuesto nadie me creería, y así... Ella rompía algo, por simple maldad de destrozarlo, me culpaba, nadie me creía, palizas, recuerdo que mató varios gatos bebés una vez, solía maltratar a los animales, era cruel. Yo le hacía caso porque si no, ella diría todo, después, cuando ya se enteraron y yo tendría como unos ocho años, no me importaba nada, solo le obedecía sin saber por qué, pensaba que de todos modos yo no valía la pena así que ya qué importa. En la escuela ella me ignoraba y hacia como que no me conocía.

En mi casa, tenía un padrastro, un hombre horrible, machista, violento, asqueroso, un hombre que no le importaba que compartiera pieza con ellos, apagaba las luces, la TV y obligaba a mi madre a tener sexo con ella, todas las noches, la violaba constantemente, eso lo sé, tiene un problema ese hombre, como una adicción al sexo, la obligaba todas las noches, incluso aunque menstruara, escuchaba a ella pidiéndole tímidamente que la dejara en paz, que tenía la regla... A veces el imbécil prendía las luces y yo tenía que taparme hasta la coronilla para no ver, era horripilante. 

Vivía estas dos realidades de forma paralela, recuerdo que a los 8 ya nada me importaba, me descubrieron con mi prima, mi prima nos regañó y me hizo sentir como sucia, luego era un tabú hablar de ello, así que no hablaron del tema ni intentaron solucionarlo, no nos llevaron al psicólogo, nada, estaban todos demasiado metidos en sus propios problemas para hacer caso, allí, me aburrí y comencé a distanciarme de ella, total, no perdía nada.

A los 9 conseguí desligarme casi al 100% de ella y ya no podía obligarme, comencé a hacer amistad con una de mis primas 4 años mayor que yo, V y salí del hoyo, ella me enseñó muchas cosas, mi propio valor, me impulsó la escritura, la literatura y el arte, era alguien que por primera vez en mi vida, reconoció mi valor e inteligencia, en la escuela me aislaban, tenía una profesora muy mala y también una relación tóxica y abusiva con una compañera que me hacía lo mismo que mi prima C pero sin el abuso sexual, aunque lo intentó pero no pudo, ya que hay mucha vigilancia en las escuelas, por lo que se arrepintió, pero sí, era una tortura, mi padre era abusador, golpeador, apaleaba y abusaba de mi madre como quería, a mí me golpeaba, a mi hermano no lo dejaba entrar a casa y se vio forzado a vivir con mi abuela, mi mamá tenía una relación dependiente con mi padre, uff, fue una época muy fuerte, en ese entonces se definieron muchas cosas sobre mí y los que me rodean.

Lamentablemente, con el tiempo me di cuenta, que mi prima C convirtió a mi hermana menor en su nuevo juguete, demasiado tarde, ¿sería muy horrible decir que incluso sentí alivio?, porque pensé "Al fin, no soy yo, no soy yo...", y condené a mi hermana, no le dije nada, no le advertí.

Yo ya no hablaba con mi prima, nos odiábamos, por un breve periodo de 1 año, tuve que vivir con ella a los 10, fue como una prueba, mi tía Nana logró independizarse, se fue a un departamento, mi mamá debía reparar y remodelar nuestra casa, a mi tía Nana no le gustaba verme sola, se ofreció para criarme durante ese año, mi tía era muy dulce, con ella no me faltó nada, una vez me golpeó pero fue porque sin querer cedí a mi prima e hice una fechoría -me puse en peligro, nos metimos en una excavación-, pero la perdono, ella estaba tan asustada, se imaginó que nos hubiese pasado si nos caíamos a ese hoyo, luego de eso, no volví a meterme en problemas y corregí mi comportamiento, ella me daba dinero todos los días para comprarme dulces y fueron buenos tiempos, incluso mi prima C mejoró. 

Volví a casa justo a los 11 años, empecé a vivir con mi padrastro, cada vez más violento, una vez me dejó inconsciente, mi mamá tomó la decisión de echarlo de casa, estuve desde los 9 metiéndole "mente" y animándola para que lo hiciera, así que fue un alivio, no tengo muy claro si mi prima C siguió abusando de mi hermana menor, M, por mucho tiempo, pero sí que la animó a robar junto a ella, cosa que yo nunca hice, y hacer cosas malas con animales y demases, supe de esas cosas, yo me llevaba muy mal con mi hermana menor porque mi padrastro se había encargado de sembrar diferencias, por lo que no la ayudé, hasta el día de hoy, me arrepiento.

La situación no duró mucho, echaron a mi padrastro de casa, muchas veces tuvimos que llamar a la policía porque insistía en que era "su" casa (era de mi abuela, no de él la propiedad), así hasta que mi tía murió 1 año más tarde, mi tía Nana, sí, allí en el funeral mi padrastro vio al nuevo novio de mi mamá y se rindió, mi prima C años más tarde, cayó en las drogas y en una relación abusiva con un hombre 15 años o más grande que ella.

Welcome to the Abyss.

Escrito por GwenAbyss 08-04-2017 en Bienvenida y comienzo.. Comentarios (0)

He creado este blog como un especie de diario de vida, con el fin de vislumbrar y analizar mis recuerdos.
Espero que nos llevemos bien.
Me hago llamar "Gwen" por el personaje mítico de la historia del Rey Arturo, una de las tantas formas en que se le nombra es "Gwenhwyvar o Gwined-yar" en bretón o "Guinevere o Gwenevere" en inglés, también se le puede decir "Ginevra" en italiano y "Guenièvre" en francés, al final, me hago llamar "Gwen" por Ginebra, es un mote que le puse de cariño y que me adjudiqué.
Su significado es "sombra blanca" o "hada blanca".
Elegí a este personaje porque siento que me representa, también le admiro, hasta el final siguió sus ideales y no permitió que le pasaran por encima, era una persona fiel a sí misma y aunque muchas veces la acusan de la caída del reinado del Rey Arturo, yo la veo como una revolucionaria, alguien que no está para cumplir los designios de los demás.

Abyss es por abismo, viene del inglés.

Gracias por leerme y bienvenidos.